CRECIDA DEL 1909

  En Vilanova, ya en tiempos de la 2ª república la corporación monfortina realizó gestiones para construir una playa fluvial, en el mismo lugar que ahora se pretende hacer.

Ahora, la agrupación de los Amigos del Morín se suman y apoyan la idea de la corporación de Monforte de acondicionar la zona de Vilanova para convertirla en un lugar de esparcimiento y baño para todos los monfortinos

generador  pocillos1

Vilanova fue muy importante para Monforte, ya que de su generador para producir electricidad, se nutrió nuestra ciudad durante bastantes años, para lo cual se construyó la presa que aun hoy existe, formándose la isla denominada del “Sierra” y que ahora se quiere acondicionar para construir en ella la playa fluvial. Al final de esta isla se encuentra el lugar donde para cientos de monfortinos desde hace muchos años es considerada como la mejor zona libre, de baño en Monforte.

 Es importante constar que hace ya 80 años hubo un bar en el que se despachaban bocadillos y refrescos, al principio de la presa, este bar estaba regentado por Manuel de Vilanova y su compadre Leopoldo; enfrente de este bar había una barca que era utilizada por los bañistas que venían a este paraje (esta barca era de la familia de Manuel Otero de Vilanova).

 En el regato que va iba al generador, a veces se habría la compuerta para que el agua fuese río abajo y el cauce casi seco se cogían grandes cantidades de truchas y anguilas, por toda esta zona era bastante normal el que en el río se colocasen varios galeritos (trampas para coger peces).

 En la casa que sirvió de generador durante años, cuando dejó de funcionar vivió una familia con 2 hijos que se encargaba de cuidar la Ribera al “Sierra ” (su propietario).


CRECIDA DEL 1909

En esta parte de Villanueva sucedió un acontecimiento muy triste en el 1909, cuando la mayor crecida que se recuerda en Monforte llevó una casa de la que hoy aun quedan restos. Esta es la historia:

En los últimos años hubo importantes crecidas, como la del 34, 39, 57, 62, 87, 2000 …, en que por ejemplo en Rivas-Altas los ganados de las zonas bajas como Bergazos y la Veiga, eran llevados a zonas altas como, el Outeiro y Subalado, estas crecidas y desbordamientos del río Cabe fueron importantes, en las que me murieron algunos animales y ocurrieron destrozos en las propiedades. En el 1959 en el Barco de Valdeorras las aguas del Sil, tiraron con el puente de tipo romano, que comunicaba Ourense con León.

La crecida más importante en los años recientes fue la del 21 de diciembre de 1.909,  hubo lluvias torrenciales, vientos huracanados, llegando las aguas a la Plaza de España, quedando todo el Valle inundado, esta crecida tiró varias casas, el puente de Canabal, mató animales, etc. Las aguas subieron 4 metros por encima de su cauce habitual.

Unas de las casas mas antiguas de Monforte se encontraba en Vilanova, cerca de la presa, aun se pueden ver hoy los restos de los muros de la casa y dentro de estos muros se encuentra un nogal, esta casa se llamaba, la casa de la tia Mariiña del Caamaño, tenían un horno grande del cual repartían pan por Monforte, era una familia que económicamente se encontraba bien en aquellos tiempos, tenían su propio telar. Esta familia tenía cinco hijos: Manuela, Julia, Amable, Genoveba y Gloria Rodriguez Caamaño, sembraban una gran cantidad de lino, hacían ropa para ellos y para vender. En 1.909 cuando tenían toda la cosecha en casa, que estaba construida de tierra con piedras, la escalera era de piedracon una piedra grande en el descasillo, cuando vino la crecida, se fue llevando la casa hasta que no quedó nada más que el descansillo de piedra, en el que resguardaron los 6 habitantes de la casa, desde allí veían como un mar de agua se llevaba su casa, el perro y con ella todas sus ilusiones.

Los vecinos para rescatarlos con una barca y una cuerda de un carro que iban atando de árbol en árbol, pudieron ir sacando de lo que quedaba de casa a toda la familia, luego hicieron una chabola un poco más arriba, de la que hoy no queda nada.

Dicen que del miedo que pasaron, del frío, mojadura y pena, murieron 4 de la familia en un año, los padres y dos hijos, Manuela y Xulia, Los descendientes de Gloria:  Manuel, Lola, Leopoldo  y Maria Otero Rodríguez siguieron el duro camino de la vida en Villanueva y Ribasaltas, ya en la dura etapa de la guerra civil y en la posguerra.

Vilanova-playa fluvial